Archivo de la categoría: Sostenibilidad y Medio Ambiente

El edificio residencial más alto de Londres es todo de madera

No sólo en casitas de madera vive el hombre. También en edificios residenciales de madera. Sí, habéis leído bien: en edificios residenciales de madera ¿Sabéis dónde se encuentra el más alto? Pues ni más ni menos que en Londres, en el número 24 de Murray Grove. Se trata de la conocida torre Stadthaus y es el edificio residencial de madera más alto del mundo.

La estructura diseñada por los arquitectos Andrew Waugh y Anthony Thistleton, tiene un total de 30 metros de altura y es cien por cien renovable. El edificio es un buen ejemplo de las posibilidades que ofrece la madera laminada para la construcción. La torre Stadthaus cuenta con 9 plantas y aloja 29 apartamentos.

Imagen de la Torre Stadhaus de madera  FUENTE: Pinterest Waugh&Thistleton

Imagen de la Torre Stadhaus de madera
FUENTE: Pinterest Waugh&Thistleton

El proyecto, cuya inversión ascendió a 3’5 millones de libras, fue costeado por la Metropolitan Housing Trust, una fundación benéfica cuyo objetivo es crear y comercializar viviendas para familias con ingresos bajos. La decisión de usar una estructura de madera fue para reducir las emisiones de dióxido de carbono y la dependencia en hidrocarburos.

La primera planta del edificio está construida de manera convencional y sobre ella se erigen 8 pisos de madera. Las tres primeras plantas son de apartamentos familiares y tienen vistas a la parte trasera del edificio, y las cinco plantas superiores son de apartamentos más grandes y de mayor precio, así como de oficinas.

El edificio está sustentado sobre cimentación de hormigón reforzado. Su diseño es similar al de un panal de abejas, porque cada lámina de madera está ubicada en un patrón simétrico entorno a un núcleo central, en este caso, una gran cruz de madera maciza laminada que soporta la mayor carga, y que tiene una densidad superior a la de cualquier edificio de estructura de madera.

La madera utilizada fue tratada y aislada contra la humedad y la putrefacción, como hacemos en Green House con todas nuestras casas de madera. Las placas exteriores se cubrieron con aislante térmico para conservar la temperatura en invierno y para mantener los apartamentos y las oficinas frescos en verano.

El edificio residencial de madera consta de 9 plantas y mide 30 metros de altura  FUENTE: Pinterest Waugh&Thistleton

El edificio residencial de madera consta de 9 plantas y mide 30 metros de altura
FUENTE: Pinterest Waugh&Thistleton

Los paneles de madera laminada utilizados en la construcción de este edificio residencial poseen el certificado europeo PEFC, que garantiza que la materia prima utilizada proviene de una explotación forestal ecológica, económica y socialmente responsable. El ensamble fue realizado por seis personas que montaron las ocho plantas de madera en 27 días y completaron todo el edificio en 49 semanas.

Hoy en día, la torre Stadthaus de Londres constituye uno de los principales desafíos de la arquitectura moderna, pues ha sabido aprovechar los beneficios que nos brinda el medio ambiente sin dejar de respetarlo. La torre Stadthaus de Londres es un ejemplo de que ese desafío puede cumplirse valiéndose de la innovación y el diseño sostenible.

¿Qué os parece? ¿Viviríais en un edificio así o seguís prefiriendo para vuestro día a día y vuestras necesidades las casitas de madera? Si os decantáis por la segunda opción, la de las casitas de madera, nosotros tenemos muchas que puede que sea lo que andáis buscando desde hace tiempo.

Incendios forestales, no gracias. Amamos los bosques

Para quienes amamos la naturaleza, no hay nada más doloroso que ver quemarse un bosque. La semana pasada parte de nuestro territorio, estuvo en llamas, bien por gente que no ama los bosques, bien por intereses especulativos o por cualquier otra razón que, posiblemente, no conozcamos hasta más adelante. Pero, lo cierto es que estas cosas nos entristecen y mucho.

El Parque Natural del Montgó, en Jávea (Alicante), se veía afectado por las llamas el pasado día 11 de septiembre, en una superficie de 439 hectáreas, de las que 413 eran de carácter forestal. Un total de siete brigadas de forestales de emergencia, 93 efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia con 23 vehículos y cuatro patrullas de la Policía de la Generalitat Valenciana, entre otros, tuvieron que controlar un fuego devastador que acabó con parte de nuestra riqueza medioambiental y obligó a desalojar a 1.400 familias de la localidad de Dénia (colindante también al Parque Natural del Montgó).

Incendio del Parque Natural del Montgó Jávea-Dénia  FUENTE web.stagram.com

Incendio del Parque Natural del Montgó Jávea-Dénia
FUENTE web.stagram.com

Desde Green House queremos hacer un llamamiento a la sociedad en general para que cuide la naturaleza y hemos creído oportuno expresar con estas imágenes lo triste que es ver arder nuestros montes. Porque ya hemos dicho en muchas otras ocasiones en el blog que entre las consecuencias más negativas que posee la quema de árboles está la destrucción de la biodiversidad, el aumento de la desertificación o la contaminación de las aguas y la atmósfera. La recuperación de los bosques dañados en ocasiones es casi imposible o puede tardar varias décadas.

El fuego arrasa todo lo que encuentra a su paso y es difícil que tanto plantas como animales puedan sobrevivir. Los ecosistemas quedan tremendamente afectados, los árboles destruidos y su materia prima, la madera, también.  Las especies de la zona deben de encontrar otro nuevo hábitat natural para poder vivir, algo tremendamente complicado, ya que el manto vegetal desaparece casi por completo. Destruyendo los bosques destruimos el Medio Ambiente y parte de nuestra vida.

Imagen del antes y el después de una de las zonas afectadas por el incendio  FUENTE: Denia.com

Imagen del antes y el después de una de las zonas afectadas por el incendio
FUENTE: Denia.com

Por eso, también desde Green House queremos hacer un homenaje a aquellas personas que han trabajado duro y con máxima profesionalidad para intentar apagar esas llamas, un trabajo que a veces está muy poco reconocido. A las autoridades competentes, solamente decirles que dejen de recortar en prevención porque prevenir es la única forma de evitar desastres como éstos. La prevención es la única manera de gestionar los bosques de manera responsable y de promover la mejora de los hábitat valiosos para especies de flora y fauna, de respetar las tierras y de mantener los servicios que los bosques nos regalan: agua, aire limpio, paisaje, recreo, tradiciones culturales, etc.

En Green House no queremos destruir la naturaleza porque la amamos, igual que amamos los bosques y la madera. Queremos que nuestras casas de madera sean útiles, queremos hacerte la vida fácil, cómoda y divertida, pero también que nuestro entorno no corra peligro.

Por eso, hoy, más que nunca, decimos bien alto: Incendios forestales, no gracias.  Amamos los bosques.